Finanzas Mexicanas en 2019, Finales del XXI

Las finanzas personales de los mexicanos se han visto perjudicadas a largo de las últimas décadas por las crisis financieras globales, la escasa cultura financiera que hay en el país, la inflación y las elevadas tasas de interés. A pesar de esto, también se destaca un favorable avance en materia de inclusión financiera.

Explorar las finanzas personales de los mexicanos durante los últimos diez años significa hablar sobre endeudamiento, sobre el incorrecto uso de los productos financieros y sobre el desconocimiento en los instrumentos de inversión que podrían generar mayor crecimiento económico y lograr el bienestar financiero en las personas que habitan el país.

Simple, las finanzas personales de los mexicanos son sinónimo de insuficiencia en la cultura financiera.

Las finanzas personales son las decisiones y actividades financieras relacionadas con ganancias, ahorros, inversiones, gastos, entre otros, que hace cada individuo activo económicamente. Y en México estamos muy retrasados en este rubro.

Un estudio sobre cultura financiera en México realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México y el Grupo Financiero Banamex , arroja los siguientes datos duros que desnudan la falta de cultura y educación financiera en el país:

  • Sólo cerca del 20% de la población, planea y registra sus movimientos financieros.
  • El ahorro no forma parte de los hábitos de los mexicanos. De los encuestados, únicamente destinan 3% al ahorro y solo el 1% para su retiro.
  • Alrededor del 50% de los encuestados tiene intención de ahorrar el dinero que les sobra, siendo los instrumentos informales como las tandas los más utilizado para dicho fin.
  • En promedio, cerca de 70% señala que no se informa nunca sobre cuentas de ahorro, inversiones, créditos y ahorro para el retiro.
  • En localidades rurales, así como en personas con nivel socioeconómico y de estudio más bajos, existe un nivel menor de educación e inclusión financiera.



La educación y cultura financiera comprenden el entendimiento y adquisición de habilidades sobre el uso de productos financieros con la finalidad de tomar decisiones informadas, comprendiendo las consecuencias y riesgos que conllevan.

Por otro lado, en relación con los resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, resaltan las siguientes cifras tanto positivas como de condición negativa:

Positivas:

  • La inclusión financiera aumentó en el periodo de 2012 a 2018, dado que el número de adultos con al menos un producto financiero creció en 14.6 millones, al pasar de 39.4 a 54 millones, lo cual equivale al 68% del total de adultos.
  • El número de adultos con cuentas creció en 12.3 millones, al pasar de 25.0 a 37.3 millones de adultos de 2012 a 2018.
  • El número de adultos con algún crédito creció en 5.3 millones, al pasar de 19.3 a 24.6 millones.
  • La población adulta con algún seguro privado aumentó en 4.6 millones (de 15.5 a 20.1 millones).
  • Las políticas públicas en zonas rurales han contribuido a la inclusión financiera de las mujeres.
  • El número de adultos que tienen contratado el servicio de banca móvil se incrementó casi seis veces más respecto de 2012.

Negativas:

  • 53% de los adultos, es decir, 41.8 millones, no cuenta con una cuenta formal con algún banco o entidad financiera (entiéndase por cuenta formal una cuenta de ahorro, nómina, pensión, cheques, inversión, plazo fijo o apoyos del gobierno).
  • 69% de los mexicanos, es decir, 54.5 millones, no cuenta con una cuenta de crédito formal (entiéndase por crédito formal aquellos que tienen una tarjeta de crédito departamental o bancaria, un crédito de nómina, personal, automotriz, de vivienda, grupal o solidario en algún banco o institución financiera).
  • El 42% de la población adulta reportó que durante el último año, en algún mes, su ingreso mensual no fue suficiente para cubrir sus gastos.
  • Solo el 4.9% de los adultos realiza aportaciones voluntarias a su Afore.

En relación al número de mexicanos endeudados con alguna fuente formal o informal de financiamiento, el último estudio realizado por la consultora financiera Max Capital Mex, señaló que el 77% de los mexicanos están endeudados.

Asimismo reportó que el 30% de los trabajadores mexicanos están endeudados y que el desempeño de los empleados empeora hasta seis veces cuando tienen problemas con sus finanzas personales.

Por otra parte, Sodexo Beneficios e Incentivos México, empresa experta en servicios dedicados a la calidad de vida, reportó que las personas con estrés financiero pasan cerca de 13 horas al mes pensando en cómo salir de su coyuntura, y el 40% de los mexicanos está endeudado y enfermo de estrés financiero.

En conclusión, en México queda pendiente el tema de estimular en la población la educación, inteligencia y cultura financiera. Competencias las cuales les permitirán a los mexicanos mejorar su calidad de vida y la de sus familias.