La magia de las tarjetas de crédito

Cada vez más el comercio y la dinámica diaria ofrecen una amplia gama de oportunidades para el uso de la tarjetas de crédito bancarias. Usar tu tarjeta no siempre significa algo que deberás cargar como si fuera una pena, cal contrario el uso ordenado y adecuado de las tarjetas de crédito pueden resultarte bastante beneficiosa, sobre todo si aprovechas algunas condiciones favorables para el tarjetahabiente que pueden otorgarte recompensas y puntos como la tarjeta de crédito de Liverpool y la tarjeta de crédito de WalMart, o bien aquellas que te acreditan millas como la tarjeta de crédito de Aeroméxico, el resto de las tarjetas bancarias las más conocidas como: las tarjetas de crédito de Banorte, Bancomer, Banamex, Inbursa, Scotiabank, Santander y HSBC que promueven descuentos, vacaciones pagadas, sorteos de automóviles e incluso pagos a meses sin intereses. Cada uno de estos conceptos por separado no nos indican mucho pero cuando esto se convierte en dinero o ahorro parecerá que se hizo sólo o como por arte de magia.

Tarjetas de crédito con menor anualidad

Entre la infinidad de opciones que ofrecen los bancos sobre las tarjetas de crédito, hay entre sí algunas características que deberíamos observar detenidamente, el uso adecuado de una tarjeta significa, cuando usarla, para que usarla y cuanto me costará usarla. Podemos separarlas por el monto de crédito, el costo de anualidad, o el Costo Anual Total (CAT), esto último es una forma de comparar con un solo número cual tarjeta costaría más por usar el crédito. Las que cobran cero (0) anualidad son: La tarjeta de crédito único de Bancoppel, la tarjeta de crédito blanca de Santander, o la tarjeta única de crédito de Banregio. La anualidad significa que el banco hace un cargo al final del año que usted pagaría en su tarjeta de crédito, en este caso las tarjetas que mencionamos anteriormente no cobran anualidad y tiene un límite de crédito de 4,500 pesos en cada caso al igual que los demás bancos.

Los bancos que cobran hasta 900 pesos por concepto de anualidad en sus plásticos son: la tarjeta de crédito Inbursa, la tarjeta de crédito BSMAR de Banamex, la tarjeta de crédito Congelada de Bancomer, la tarjeta de crédito de Citibanamex, la tarjeta de crédito clásica de HSBC, la tarjeta de crédito única de Banorte, la tarjeta de crédito de Wal-Mart y la tarjeta de crédito de Aeroméxico.

Las tarjetas de crédito más caras por su anualidad son aquellas que pagan por encima de 1,000 pesos, como la tarjeta de crédito de Banorte, Scotiabank, HSBC Oro, Banamex Oro, la de American Express, incluyendo la más cara de Banamex Premier que cuesta 2,170 pesos.

Compara las tarjetas de crédito

La forma más práctica de hacer esta comparación no sólo se refiere a las anualidades sino también al CAT, que es un promedio de todos os gastos e interés que el banco cobrará por hacer uso del crédito, debemos decir que a menor cobro de anualidad el CAT puede aumentar hasta un 100% en promedio aproximadamente en todos los bancos. Pero al mismo tiempo, mientras más se eleva el pago por anualidad que podría llegar a más de 5,000 pesos, el CAT podría reducirse para pagarse al 35% promedio para todos los casos. Entonces, ¿de qué depende que ambos aumenten o disminuyan?, la respuesta es muy sencilla, del monto de crédito otorgado. En aquellos casos donde las tarjetas de crédito cobran muy poca anualidad y un alto CAT los créditos son menores a 4,500 pesos. Por el contrario, aquellos casos donde la anualidad es muy alta y el CAT es muy bajo las tarjetas de crédito tienen un límite superior a los 15,000 pesos.

Ganar-ganar con las tarjetas de crédito

Por ello, para hacer un uso correcto como decíamos al principio hay que saber cuál tarjeta elegir, cuál sería el monto de crédito que vamos a usar y sobre todo el banco en el que podemos confiar. Pagar la tarjeta de crédito antes de su vencimiento nos ahorra intereses y pagos extras, nos beneficia con sorteos y promociones para liquidar anticipadamente la deuda, así mismo se pueden utilizar en temporadas de alto consumo para seleccionar pagos con tarjeta a meses sin intereses y conforme el historial de crédito es correcto y de pago puntual el límite de crédito aumenta por decisión del propio banco, así podremos tener una mayor cantidad disponible para consumir productos de mayor valor o bien usar el efectivo en una situación de urgencia.

Contar con una tarjeta de crédito también no genera beneficios prácticos como domiciliar el cobro de servicios de telefonía celular, televisión de paga, colegiaturas, servicios públicos, la hipoteca de la casa o el pagaré del automóvil, entre otros. Lo cual nos permite ahorrar tiempo y gastos de traslado que sin duda se verán reflejados en el saldo de los gastos mensuales del hogar, haz bien tus cuentas, solicita tu crédito en el banco de tu preferencia y empieza a ganar con las tarjetas de crédito, es cuestión de disciplina financiera para que empieces a ganar.