Ahorro

Razones por las que los mexicanos caen en deudas

Es inevitable de vez en cuando caer en algunas pequeñas tentaciones que nos hagan gastar demás, pero la cosa se pone un poco más ruda cuando nos empezamos a endeudar y no sabemos cómo salir de este problema en el que nosotros mismos hemos entrado por excederse de gastos innecesarios o caprichos.
Con respecto a las deudas externas en México, sus deudas han disminuido de forma favorable, ya que se realizó una transacción en los mercados internacionales por 1.500 millones de euros, los cuales son aproximadamente 1.800 millones de dólares. Sin embargo, en cuanto a la población mexicana, se ha hecho un estudio de las razones por las cuales ellos caen en deudas, así que es hora de mencionarlas, así como también proporcionar una serie de consejos para ayudar a evadir este problema que puede afectar no solo a los mexicanos, sino también a la población a nivel mundial.


Evitar las trampas


Para lograr evitar caer en las deudas hay que descubrir cómo se originan y cuáles son las razones, si vale la pena o no caer en ella, o si caemos por sacrificio para obtener algo que en verdad necesitamos, o simplemente por caprichos e inversiones sin razón relevante alguna. Entonces primero es momento de saber por qué caemos en deudas, para así buscar la solución a este problema y lograr evitarlas o desaparecerlas por completo de nuestras vidas.


¿Por qué caemos en deuda ?


- Por pagar un préstamo pendiente:

Ah, el comienzo de un círculo vicioso, y un ciclo sin fin, porque entras en una deuda para salir de otra, es absurdo y nunca va a terminar, incluso quedas mal con cada una de las personas que se han tomado la molestia de prestarte dinero, porque la reputación se irá difundiendo a medida que no mejores tu administración financiera, en cualquier momento tus prestamistas, ya sean personas o bancos se darán cuenta que tienes una mala fama y que vives de deuda en deuda.

¿Qué hacer?

Si estás saliendo de una deuda, no debes nunca entrar en otra, por lógica, deja de tener esa mala racha como mal prestamista o mal administrador de tus finanzas, no te ahogues con tus propios gastos, no te excedas, invierte en lo que puedes, si necesitas algo y lo quieres tener, no prestes, ¡Ahorra! En cualquier momento lo tendrás, ese sueño no va a desaparecer de tu vida sino lo tienes ya.

Sin embargo, si haz sacado tus cuentas y te percatas de que no lograrás cubrir estos gastos lo mejor será recurrir a una reparadora de deuda. Una reparadora de deuda como Curadeuda, esta ahí para ti durante todo el pesado proceso de negociación del pago de una deuda, lo que es mas, estas instituciones pueden ayudarte a disminuir el porcentaje de pago, si ya tienes una deuda que no lograste evitar quizás sea hora de dejar que expertos financieros te ayuden.

- Para cubrir los pagos con las tarjetas de crédito

Dicen por allí que contar con el beneficio de las tarjetas de crédito, es como tener un arma de doble filo, y les voy a explicar el por qué. Primero que nada, tener una tarjeta de crédito es como que te caiga dinero del cielo, que puedes gastar en lo que te plazca, te aumentan el límite para que gastes más y más y te vas acostumbrando a que tienes mucho dinero (QUE NO ES TUYO), y después cuando se te acaba porque lo gastaste todo en cosas innecesarias ¡BOOM! Empiezan a llegarte los correos mensuales de emisión de cuenta, con el saldo deudor, empiezan a llamarte por teléfono que cuándo vas a pagar las tarjetas, y los movimientos se reflejan como gastos totales, y nada de ingresos a la tarjeta. ¡Ten mucho cuidado con ellas! Por lo menos enfócate en pagar el monto mínimo mensual para evitar llamadas indeseadas.

¿Qué hacer?

Te recomendamos hacer una de las dos cosas siguientes, deshacerte de las tarjetas de crédito luego de haberlas pagado todas; o mantenerte al margen con las cuotas mensuales y pagarlas al día, para evitar inconvenientes. Además de que mientras mantengas tus deudas pendientes saldadas al día, evitar gastar nuevamente lo que ya has pagado, a menos que se presente una emergencia de forma repentina.

- Por falta de administración financiera

Esto significa gastar más de lo que realmente llega a tu bolsillo y/o cuenta bancaria; este es uno de los problemas más comunes porque las personas no se administran ni planifican bien sus gastos; la forma más adecuada de administrarse es realizar una planificación de gastos, tomando nota de las inversiones que se realizan a lo largo del día y si es posible elaborar planes de gastos semanalmente, y así darse cuenta de cuáles son las prioridades. Estas fallas con los presupuestos son realmente peligrosas, porque te hacen recurrir a pedir prestado, y a optar por el arma de doble filo antes mencionada “la tarjeta de crédito”.


¿Qué hacer?

Tomar conciencia, controlar el estilo de vida, buscar diferentes maneras de administrar tus finanzas, ya sea tomando notas de tus gastos, utilizar aplicaciones móviles, consultar siempre los movimientos de tu cuenta bancaria, verificar cuáles son los gastos importantes y descartar los innecesarios, y lo más importante es que debes hacerlo con seriedad y determinación.

- Emergencias médicas

Es normal dejar las cosas importantes pero no urgentes para lo último, en este caso me refiero a la salud, la cual es algo súper importante para mantenernos con vida, alegres y activos, es importante, y como siempre nos vemos bien pensamos que nada malo va a ocurrir, es allí donde sin darnos cuenta comienzan a nacer enfermedades por razones que nosotros mismos provocamos. En México, la cifra de enfermedades por obesidad subió durante el año 2017 en un 16.8% esto se debe a una falta de educación y conocimiento de cómo tener una alimentación balanceada, el no conocer esto genera problemas cardiovasculares que hasta pueden causar derrames cerebrales e incluso la muerte; todo esto porque los mexicanos gastan demasiado en alimentos picantes, y dulces, además de que exceden la cantidad de comida que no es la que deberían consumir.

Así que una mala alimentación te puede llevar al hospital, así como también el exceso de consumo de dulces, sedentarismo, exceso de uso del computador, etc., cada una de ellas provoca una diversidad de enfermedades tales como gastritis, diabetes, problemas con el colesterol, cálculos en los riñones, caries, problemas de la vista, e incluso estas enfermedades pueden ir a casos peores a causa del descuido, por preferir gastar en otras cosas y no cuidar su salud porque no se ven “tan graves”, es un error fatal que cometen muchas personas, y lo que hay que hacer es simplemente tomar conciencia, y un pequeño síntoma, por más loco que suene, (cosa que no es así) tratarla inmediatamente, para evitar sorpresas indeseadas en el futuro. Sin embargo, a veces también llegan a aparecer los accidentes en nuestras vidas, cosa que nunca vamos a querer que ocurran, pero cuando llega el momento, llega sin avisar, porque el destino a veces nos golpea por allí.

¿Qué hacer?

Es posible que tu salud tenga salvación si actúas a tiempo. Primordialmente, ahorrar, de poquito en poquito, hay que tomar previsiones y tener una reserva de dinero guardada para casos de emergencia. Lo otro que debes hacer es realizar un chequeo médico cada seis meses, para evitar sorpresas indeseadas.

- Servicios, transporte e impuestos

Esto tiende a variar en ciertos países, en algunos el impuesto es más económico que el transporte, en otros los servicios por ejemplo de luz e internet son más económicos que los impuestos, y así sucesivamente; pero de igual forma, estos tres señores tienden a dar muchos dolores de cabeza a muchos que no saben administrar correctamente sus finanzas.

¿Qué hacer?

En este caso también hay que tener una reserva para cubrir cada uno de estos servicios, planificando bien y mensualmente los gastos que se van a realizar para pagar estas cosas que nos acompañarán durante toda nuestra travesía de la edad adulta.

- Muertes o emergencias inesperadas

Como había comentado anteriormente, a veces las enfermedades caen por sorpresa, así como también los accidentes, e incluso asesinatos, dependiendo de donde usted viva, cada caso es más potente en ciertos países; así que quizás estos casos causen la muerte de algún familiar de forma inesperada, así que toca invertir en los gastos funerarios, el papeleo del acta de defunción y todo ese tipo de cosas.

¿Qué hacer?

Obviamente nunca esperamos que alguien muera, sin embargo para todo este tipo de cosas que he mencionado anteriormente siempre se debe tener una reserva en tu cuenta de ahorros bancaria, o en tu cochinito, cosa que ya está pasada de moda, pero los verdaderos ahorradores la siguen usando, porque en verdad funciona.

- Ignorancia económica

Hay gente pobre de mente y pobre de bolsillo, la ignorancia financiera en verdad existe, sobre todo en aquellas familias que no educan a sus hijos sobre los aspectos económicos, en crearse una cuenta bancaria, en conocer el valor de la moneda de su país, en registrarse en cuentas como Paypal, Payoneer, y tener sus tarjetas, en saber cómo se usa un cajero automático. Generalmente esto ocurre con las personas mayores, más que todo los de clase media baja; que se bloquean totalmente y no quieren aprender nada al respecto, porque piensan que es mucha tecnología para ellos, pero la tecnología está hecha para todas las edades. ¡No hay excusas!

¿Qué hacer?

Asesorarte con tu promotor bancario, o con alguien de tu familia muy cercano a ti, que tenga conocimientos de cuestiones bancarias, el cual pueda explicarte todo sobre cómo administrarte, como usar tus finanzas de forma adecuada, y muy pronto notarás el cambio.

Otras Alternativas

Para nutrir nuestra mente, evadir todo ese estrés que causan las deudas, es recomendable leer, buscar ayuda, pero no busques más dinero por ninguna parte, me refiero a dinero prestado; porque vas a seguir en el ciclo sinfín del cual quieres realmente salir.
Hay que tener mucho cuidado al momento de hacer prestamos, estar seguros por qué queremos hacer el préstamo y cómo dividir las cuotas para mantenerlas al día y con calma, que los intereses no te afecten mucho, y todo saldrá bien.
Evitemos caer en deudas, busquemos la falla entre nosotros mismos, porque somos nosotros los que no nos estamos administrando de forma adecuada. Recomendamos leer el libro de Aimée Argüero Fonseca llamado “Finanzas Personales”.

Las deudas pueden generar estrés, los latinos sufren mucho de este mal, y por eso actualmente muchos latinos están implementando en sus vidas, los ejercicios de yoga y meditación, los cuales calman un poco ese estrés y ansiedad, e incluso ayudan a cambiar un poco para bien la personalidad, ya que te mantiene positivo al mismo tiempo que cuida tu salud física; así que además de estos consejos para mejorar el estilo de vida, también medita y acepta, que debemos cambiar ese chip que tenemos programado en nuestro bolsillo, en nuestra tarjeta de crédito y débito, y en las palmas de nuestras manos.

El cambio comienza en ti, así que actúa inmediatamente: haz presupuestos, aprende a clasificar lo necesario y descartar lo innecesario, no seas negativo, no digas que no puedes porque sí puedes, controla tus consumos ya sean eléctricos, alimenticios, del hogar, todo.
Si usted tiene un trabajo, y ese trabajo no le genera lo suficiente para costearse durante un mes, no renuncie, sería un error brutal, es recomendable optar por buscar un trabajo extra, sin dejar el actual; sé que es difícil buscar otro trabajo mientras permaneces varias horas dentro de una oficina, pero actualmente existe la posibilidad de emprender por cuenta propia, así como también buscar trabajos o ingresos extras a través de la prestigiosa herramienta que tenemos en nuestros hogares el cual es el “internet”.
Descubrir las razones por las cuales caemos en deudas nos hace sentir un poco de paz, ya que sabemos que no somos los únicos que pasamos por todas estas cosas ¿verdad? Sin embargo, además de todas las causas mencionadas arriba, también hay muchas otras más, fáciles o difíciles de prevenir, solo queda de ti, y de tu administración financiera, el cual es la clave de tu éxito y prosperidad por el resto de tu vida.

Tenemos otros temas, como créditos y prestamos personales también, léelos aquí : Consolidación de deuda y Reparación de Deuda - Paga hasta 70% menos deudas.

Solcredito es el único comparador de préstamos personales que realmente ofrece LA mejor solución de acuerdo alas necesidades del cliente.

Debido a su exclusiva tecnología, Solcredito hace una búsqueda y comparación de créditos rápidos y muestra cuales son las opciones con absoluta rapidez, discreción y seguridad.

El endeudamiento personal está creciendo a niveles alarmantes, lo que compromete la estabilidad individual y familiar de muchos mexicanos. Es increíble, pero durante los últimos 18 meses la deuda promedio de en México alcanzó los 159,000.00 pesos. La CONDUSEF también ha dado a conocer que el 63.9% d... más
¿Qué sí y qué no puede hacer cobranza cuando estamos endeudados? Bien sabemos que los despachos de cobranza usan métodos poco agradables que pueden llegar a ser amenazantes e incluso fuera de la ley. ¿Qué puede hacer cobranza y qué no al momento de exigirnos el pago de nuestras deudas pendientes? L... más