¿Los préstamos pagan impuestos en México? Esto dice el SAT

A través de las redes sociales, internet y conversaciones entre amigos o familiares, se suele difundir información confusa sobre si los préstamos generan impuestos o no.

Por ejemplo, han circulado noticias sobre el Sistema de Administración Tributaria (SAT) investigando a personas que no reportan sus préstamos. Además, algunas personas concluyen que el financiamiento está sujeto a impuestos debido a que los bancos agregan el IVA al cobro de los préstamos.

El SAT dice que no se pagan impuestos por un préstamo

Un préstamo no es considerado como ingreso acumulable ni tampoco es un objeto de impuesto, por lo que el dinero que recibe el prestatario no es gravable, es decir, no debe pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) o el Impuesto sobre Valor Agregado (IVA).

Sin embargo, las personas físicas y morales deben declarar los préstamos por encima de $600,000 pesos en un año.

La finalidad de esto es justamente identificar un dinero que se mueve en las cuentas bancarias y que podría confundirse con ganancias o aumentos de capital. Esto significa que el SAT solicita la declaración justamente para evitar que los contribuyentes paguen impuestos injustamente.

Cabe mencionar que estos deben declararse de las siguientes formas

* Acumulable anualmente

* En cualquier moneda

* A través de cualquier método

Esto significa que, cualquier dinero recibido en efectivo o transferencia, sea en pesos mexicanos u otras monedas, debe ser reportado si representa un monto mayo a $600,000 en un año.

Para efectos del fisco mexicano, es lo mismo recibir un préstamo de $600,000 pesos que 20 préstamos de $30,000.

En el caso específico de las personas morales, estas están obligadas a reportar los préstamos con estas características en un periodo de hasta 15 días luego de haberlo recibido.

Además de los préstamos, el SAT incluye en la misma categoría a las donaciones y premios.

Toda esta información está especificada en los artículos del 90 al 94 de la Ley de ISR.

Justifica y respalda el dinero que recibes en préstamos

El asunto de más cuidado es que si no puedes demostrar que el dinero proviene de un préstamo, entonces el SAT te obligará a pagar un impuesto, ya que se entiende que viene de una actividad comercial y, por ende, es gravable.

Por esto es muy importante poder documentar correctamente en la declaración anual cualquier dinero que provenga de préstamos.

Lo primero a saber es que el concepto de la transacción bancaria esté identificada como “préstamo”. Esto se debe a que si bien los préstamos bancarios se declaran, el dinero puede provenir de financieras o prestamistas; entes que pueden no ser tan cuidadosas con este asunto, así que asegúrate de hacer una solicitud expresa sobre el concepto de la transacción bancaria que recibirás en tu cuenta.

Incluso el dinero en efectivo debe poder justificarse, por lo que identificar la transacción no es la única medida, también se recomienda guardar el contrato o pagaré en el cual se especifican los términos del acuerdo.

Los préstamos de dinero en efectivo tienden a entrar en la cuenta bancaria del beneficiario en algún momento, por eso se recomienda siempre guardar el soporte y especificarlo en la declaración anual, anexando una carta soporte, que son los documentos solicitados por el SAT para comprobar que el prestamista y el prestatario estaban de acuerdo con el préstamo.

De hecho, esta práctica se recomienda incluso para montos de préstamos menores a $600,000 pesos, ya que en caso de que se encuentren irregularidades en tu declaración o cuentas, el SAT podría entender que todo el dinero proviene de actividades no declaradas, cosa que querrás evitar.

Como ves, no se pagan impuestos por un préstamo siempre que se pueda demostrar que esa entrada de dinero proviene de un financiamiento.

Entonces, ¿Por qué los bancos cobran el IVA?

La Ley del Impuesto al Valor Agregado señala en su artículo 14 que los servicios y productos son sujetos a pagar el IVA.

Esto implica que el IVA no se paga sobre el préstamo, sobre los intereses totales o reales que se aplican al crédito.

Por eso que al solicitar préstamos bancarios, verás en el folleto o en la tabla de amortización expresiones como “CAT + IVA” o “Intereses + comisiones (IVA no incluido).

En resumen, ¿los préstamos pagan impuestos en México?

No, no se paga dinero al SAT por recibir dinero proveniente de préstamos en tu cuenta, pero es tu deber declarar este dinero.

Además, se recomienda guardar los contratos o pagarés y llevar un control de las fechas en las que se recibió el dinero para soportarlo todo en caso de que el SAT te solicite información adicional, así como una suma total del dinero recibido durante el año fiscal, a fin de saber si has excedido o no los $600,000 pesos que establece la ley.

Préstamo rápido

Mayor aprobación. Depósito en 24hrs.

arrow icon
  • El primer préstamo desde 0% de interés
  • Otorgamos crédito sin preguntas
  • Todo tipo de ingresos aceptados
¡SOLICITA!

Solcredito no realiza cobro alguno por utilizar sus servicios. El costo exacto de cada préstamo dependerá de la solicitud individual del cliente. Usted siempre recibirá la información completa sobre el CAT exacto y todas las comisiones o cobros antes de firmar el contrato de préstamo. Nosotros presentamos ofertas de préstamos personales flexibles para amortizar entre 3 meses y 48 meses con un CAT mínimo del 9,5% y máxima del 3.696%. Por ejemplo, si usted pide prestados $ 10,000 pesos a una tasa anual del 12% con un plazo de pago de 6 meses, su pago mensual será de $ 1,732.98. El reembolso total será de $ 10,397.88, con un CAT total de 12.001%

En el mundo actual, los préstamos en línea han ganado popularidad como una forma conveniente de obtener financiamiento y en México cada vez más personas recurren a ellos para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, es esencial saber cómo identificar las que son buenas opciones, para evitar caer en ... más
Actualmente hay más de 170 tarjetas de crédito diferentes disponibles en el mercado mexicano. Las características y beneficios de cada una de estas pueden variar notoriamente entre ellas. La abrumadora cantidad de propagandas y la avalancha publicitaria solo crea más confusión y puede influenciar a ... más